Si tienes alguna duda de como vestir o que usar, solo un deja un comentario aquí abajo ▼

viernes, 12 de julio de 2013

Para cada tipo de piel, un tratamiento distinto


Hoy voy a hablarles de los tipos de piel y los cuidados que éstos necesitan, que sabemos que para cada piel se necesitan distintos cuidados y productos.
Qué tipos de piel existen
Piel Normal: Es el tipo de piel ideal porque se encuentra equilibrada en su composición de agua y grasas. Es casi perfecta y parecida a la de un bebé, libre de imperfecciones.
Piel Seca: Ésta es de un color rosado y muy fina, además se caracteriza por falta de brillo, humedad, y es frágil e irritable presentando aspecto opaco, áspero, y sin elasticidad.
Piel Sensible: suele ser bastante susceptible y reacciona más rápido o más intensamente que una piel normal en idénticas circunstancias.
Suele ser frágil y fina, sufre de picazones, acaloramientos, hormigueos, y a veces rojeces.
Estas sensaciones de incomodidad aparecen por una reacción a cosas que normalmente no provocan inconvenientes, como el sol, calor, frío; cosméticos, estrés, ciclo menstrual etc.
Piel Grasa: Mi tipo de piel; se caracteriza por tener cutis graso, brilloso, y por tener poros dilatados. Es una piel gruesa con textura rugosa, y es la que más tarda en envejecer.
Piel Mixta: Ésta presenta brillo en la zona T (frente, nariz y mentón) mientras que en sus laterales presenta resequedad.
En la zona T es más amarillenta debido al sebo, y en sus laterales tiende a ser más rosa. 
como cuidar tu piel

Piel normal: Limpia en la mañana con un jabón de limpieza o crema, y antes de salir no te olvides del protector solar.
• De noche debés limpiar con agua y jabón neutro, enjuagando la piel al final con agua fría.
Después debés tonificar con tónico sin alcohol y nutrirla con una crema nutritiva que tenga vitaminas A y E y traten el envejecimiento prematuro.
• Por último no te olvides de exfoliar una vez por semana, y usar una mascarilla acorde.
Piel seca
: Como tiene tendencia a la deshidratación, necesita cuidados específicos que la ayuden a mantener su función de barrera y a preservar la hidratación que tanto necesita.
2- Evita ambientes excesivamente calientes, ciertas condiciones suelen ser perjudiciales para este tipo de piel, como el frío o sol en exceso; si es así aplica una crema muy nutritiva.
3- Una vez por semana aplica una mascarilla hidratante, y exfolia que es super importante.
4- Limpieza: para limpiar usa siempre productos suaves, los mejores limpiadores son los libres de jabón y a base de aceites; y evita el uso de los tónicos astringentes o con alcohol.
Con limpiarla de mañana y noche alcanza, el continuo lavado puede causar más sequedad.
Piel sensible : La limpieza debés hacerla con productos específicos y formulados para piel sensible, que no tengan alcohol ni ácidos derivados de las frutas, porque pueden irritar.
Lo ideal es que limpies con una leche suave, y retires con una esponjita humedecida.
2- La tonificación para este tipo de piel debe ser a base de lociones herbáceas que ayuden a la regulación y reparación de la piel, y calmen a ésta.
3- Las temperaturas extremas también pueden hacer estragos, lo ideal es usar agua ni muy caliente ni muy fría.
4- Y no te olvides de usar protector solar !! Es super importante para la piel sensible.
     
Piel grasa : Esta piel requiere de una buena limpieza ya que tiende a retener más impurezas que el resto.
2- Limpieza: en la mañana no es necesario que limpies en profundidad tu piel, pero igual debés hacerlo.
Basta con limpiar tu cutis con jabón o gel de limpieza; luego tonificas e hidratas con hidratante libre de aceite, y en lo posible de textura en gel.
3- En la noche: desmaquillate (si te maquillaste), limpia y tonifica con un tónico astringente; además exfolia dos o tres veces por semana, y no te olvides de usar una vez por semana una mascarilla para limpiar profundamente, una recomendable es la de arcilla verde.


Piel mixta: Debido a las características de éste tipo de piel (sequedad y grasitud) hay que tener cuidado con los productos que se usan, ya que muchas la confunden con piel grasa.
2- Limpieza: aplica la crema de limpieza y masajea con movimientos circulares; para retirar usa un algodón humedecido en agua o papel tissue; y no olvides que a veces las zonas grasas pueden necesitar una doble limpieza para eliminar completamente la grasitud.
Tonificación: Los tónicos pueden contener alcohol para que elimine el brillo de la zona “T”, pero debés evitar que sea astringente para que las zonas secas no se descamen.
Humectación: Para terminar aplica una crema humectante sobre todo en las zonas secas.
3- No olvides exfoliar una vez por semana, y aplicar una mascarilla que limpie e hidrate.





Piel normal : para hacerla necesitas: 3 cucharaditas de aceite de soja, media cucharadita levadura de cerveza, 5 cucharadas de harina de avena y 1/4 de agua caliente.
Preparación: Mezcla 1/4 de taza del agua, aceite de soja, y después añadí la levadura de cerveza y revolvé.
Después agrega poco a poco la harina de avena sin dejar de revolver hasta tener una mezcla uniforme, y si te queda aguado podés agregar más avena.
Cuando termines y se enfrie, aplica sobre el rostro por media hora y enjuaga con agua tibia.

Piel seca : es a base de palta y aceite de almendras, y muy fácil. Necesitas: media palta ya lista para usar (que esté blanda), y aceite de almendras.
Preparación: debés retirar la pulpa de la palta y hacer un puré, añadile una cucharada de aceite de almendras, mezcla, aplica durante 20 minutos, y retira con agua tibia a fría.
Para piel sensible: precisas un saquito de té de manzanilla, avena en polvo, y miel. Debés hacer un té con la manzanilla, y en un bol mezclar dos cucharadas de la avena en polvo con cuatro cucharadas de té y una cucharada de miel. Revolvé todo y aplica por 15 minutos.


Piel mixta: necesitas una taza de avena en polvo, agua, y el jugo de medio limón.
Preparación: en un recipiente agregá la taza de avena y vertí un poco de agua caliente, la suficiente para que se forme una pasta; después añadí el jugo de limón y revolvé para que se mezcle bien todo. Aplica en tu cutis 15 minutos y retira con agua tibia.
Para piel grasa: realizá un té con unas hojas de menta fresca, y añadile seis cucharadas de avena en polvo poco a poco hasta formar una pasta
Después aplica sobre el rostro y deja actuar por veinte minutos retirando con agua fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario